Detector de actividad por infrarrojos

¿Qué es un detector de actividad por infrarrojos?

Detector de actividad topASISTENCIA

Los detectores de actividad por infrarrojos pasivos (PIR) de topASISTENCIA permiten la detección de movimiento con un funcionamiento fiable a largo plazo, al tiempo que minimizan las falsas alarmas. Este sensor se ha mejorado para permitir su uso en las nuevas características de las unidades domiciliarias de topASISTENCIA.

Cada detector de actividad por infrarrojos se puede utilizar simultáneamente para las siguientes aplicaciones:

  • Sensores virtuales: los sensores virtuales procesan los datos de los detectores de infrarrojos, lo que da lugar a alarmas de teleasistencia más precisas.
    Por ejemplo, si un usuario tiene un sensor de ocupación de cama, cuando sale de ella se inicia un temporizador que emitirá una alarma si no ha vuelto en un plazo de tiempo predefinido. Con el
    uso de sensores virtuales, si el usuario se mantiene activo dentro de su hogar (por ejemplo, activando con su movimiento los detectores de infrarrojos), el temporizador se restablece en cada activación, reduciendo así las falsas alarmas.
  • Sensores de vida: permite monitorizar las actividades de la vida diaria de la persona usuaria. Así, si se producen desviaciones, se pueden tomar medidas antes de que ocurra un incidente. El uso de detectores de infrarrojos permite supervisar la cantidad de visitas a cada habitación, incluyendo la duración de la estancia en ella, durante las 24 horas. Esto puede alertar, por ejemplo, de un creciente uso del cuarto de baño o de una tendencia a dormir en el salón.
  • Alarma de intrusos: el sensor se puede utilizar para detectar intrusos, por lo que es la solución ideal cuando se vincula con la unidad domiciliaria. El detector llama al centro de control (en silencio si así se desea) para que éste localice a un contacto con llave o se alerte a los servicios de seguridad.
  • Detector de inactividad: el PIR se puede utilizar para detectar la inactividad. Si el sensor no ha identificado movimiento en el hogar dentro de un periodo de tiempo predeterminado, se emitirá una alerta al centro de teleasistencia a través de la unidad domiciliaria.

¿Cómo funciona el detector de actividad?

El detector de actividad se conecta con la unidad domiciliaria de topASISTENCIA con el sistema Plug&play. Al activarse, el detector de actividad envía una señal a la unidad domiciliaria, que procesa esta información y, si es necesario, emite una alarma al centro de control de topASISTENCIA, quien identifica el tipo de llamada, lo que permite al teleoperador llevar a cabo la acción más apropiada.

Características y ventajas:

  • Plug& Play: ofrece facilidad de instalación cuando se vincula a las unidades domiciliarias de topASISTENCIA.
  • Transmisor de radio de Clase 1*: garantiza que las señales de los sensores se reciben de forma fiable cuando se vincula con la unidad domiciliaria.
  • Frecuencia: frecuencia de alarma social europea (869 MHz).
  • Alcance de radio: hasta 50 metros, ideal para las habitaciones más grandes.
  • Ajuste para mascotas: se puede ajustar para permitir el movimiento de los animales domésticos y, por lo tanto, reducir al mínimo la posibilidad de llamadas falsas.
  • Avisos automáticos de batería baja: emite alertas al centro de control si la batería necesita ser reemplazada.
  • Cobertura: 15m x 6m de ancho y 18m x 2 m de largo (dependiendo de la ubicación).
  • Alimentación: batería 9V. No requiere cableado.
  • 12 meses de duración de la batería: en condiciones normales de funcionamiento (la batería es reemplazable).

Detalles técnicos

Peso: 142 g
Dimensiones: 114 x 70 x 76 mm
Radiofrecuencia: 869.2125MHz (frecuencia europea de teleasistencia)
Batería: 1 x 9V (Litio)
Alcance de la radio: 50 metros de espacio libre.
Duración de la batería: Aproximadamente 12 meses, dependiendo del nivel de actividad dentro del radio de detección del sensor.
Temperatura ambiental: -10 grados a +50 grados C.
Humedad ambiental: 95% como máximo.

Normativa

EMC: ETSI EN 300 683:1997 (Clase 1), EN55022:1998, ETSI EN 301 489-1 (2000-08)
Seguridad: EN 60950:2000
Radio: ETSI EN 300 220-2 (2007) Clase 1
CE: Cumple
Alarma social: EN 50130-4:1995 + Modificación A1: 1998
Fabricación, diseño e instalación: ISO 9001:2000

*Un receptor de Clase 1 es imprescindible para garantizar la seguridad, especialmente en aquellos dispositivos cuyo fallo puede provocar riesgo físico para una persona.

Para más información sobre nuestros productos, consúltanos. Dado que están sometidos a un desarrollo continuo, las especificaciones y el diseño de los productos pueden variar sin previo aviso. topASISTENCIA no acepta ninguna responsabilidad por los errores u omisiones contenidos en este documento.